Prisa

El reto de Lidia





El remolino actual

nos esclaviza al reloj.

Inventos que encadenan la brisa.









Correr como hámsteres,

llegar acuciado por el luego,

la vorágine del después sofoca el hoy.









Inventamos fórmulas para volver,

para salir del látigo programador.









Las plumas reposan en secreto,

candados nos separan del instante.









Tú, ¿recuerdas los árboles?

Sí, cuando no había pantallas


			

6 Comments

Responder a Lídia Castro Navàs Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s