primavera expectante

El reto de Lidia

La barca encalló en ese momento
cuando el diminuto rey soplo violento
paralizando los movimientos.
En la casa el miedo sacude los cimientos.

Se oye el agua correr río abajo por solitarias veredas,
las flores despiertan en la primavera,
los pájaros entonan sus melodías,
y se paraliza la vida estos días.

¿Llegarán las flechas en el instante exacto?
Nadie sabe cuando estará lista
y ensanchará nuestra vista.

Cambiaremos nuestros actos,
volveremos a ser más humanos
abrazados como hermanos.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s