Una historia actual

El reto de Lidia

 

Los salones de la muerte llenos de zumbidos y luces que atrapan como telarañas a los que entran para divertirse. Máquinas que silencian conciencias, ciegan y encadenan a su realidad.

Los rayos caen intentando despertar y avivar aquellas pequeñas brasas que aún laten en el corazón, llora el cielo ante semejante transformación.

Las hogueras devoran las armas revolucionarias, aquellas que dan alas; despiertan la voz, la crítica y el sentido común.

El abuelo cierra el libro, se acabó el tiempo de lectura.

­

—Yayo ¿Cómo sigue la historia?

—A dormir mozalbete, hasta otro día.

 

2 Comments

  1. Wow, David. Consigues remover con tu microrrelato. Fíjate que empieza siendo prosa poética y crítica contra una sociedad que intenta, como tú dices “anular conciencias” y acaba con un final sorpresivo al resultar ser la lectura de un abuelo.
    Me ha gustado mucho.
    Muchas gracias por participar en el reto, como siempre.
    Un abrazo grande y feliz domingo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s