entrañable transportista

Estos días te encuentro extraño; a veces bien y puedo ir contigo en las dos direcciones. Otras veces te quedas entre el 1º y el 3º sin saber dónde estás. En esos momentos son tus amigas las que me hacen compañía.
Cambias de cara como la noche al día. En un instante has vuelto pero al cabo de unas horas estás convaleciente.
¿Quién te quitó la energía? Será el efecto de las vacaciones que te hacen enloquecer o eres un bromista consumado.
Te cansaste de llevar a la gente y prefieres hacerte el dormido; ora estando a la vez en dos sitios, ora estando en ninguno.
Pareces más humano en este estado sin saber a dónde ir, mostrando lo contrario de lo que haces. Dividido, confuso prefiriendo dormir a seguir en activo.
Cada día es un misterio. ¿Te encontraré en pleno funcionamiento o enfermo sin saber a dónde ir en continuas tergiversaciones?

Finalizo dedicándote este poema:

Ahora estas solitario,
puede que nadie te eche en falta
pero yo que vivo en la parte más alta,
sufro tu ausencia a diario.
Arriba, abajo es tu constante,
eres muy joven;
tienes toda la vida por delante.

622c55ca-dc9d-417b-b9a1-bf5ed47078a7_749_499

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s