última hoja de mi diario

Hoy ha sonado la campana. Otra fosa que hay que cavar y esta vez me toca a mí. El estómago ruge con insistencia, sobrevivir es muy complicado en estos días y en las noches la niebla se ha llevado a muchos compañeros. Y las veces que salgo a la calle, la locura me atormenta sin parar. Hasta la próxima si es que la hay.

Microrrelato seleccionado en el I concurso de microrrelatos «EL BUNKER Z»

unnamed (1)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s