La belleza de la Tierra

La casa de la vecina está cerca del mar, por eso el aire que se respira tiene sabor a sal, además las gaviotas revolotean por el azul celeste. Mirando hacia allí encuentras algo estupendo que no puedes decir nada porque sobran las palabras, algo muy bello para ser pisoteado por todos y cada uno. En el mar se ve la inmensidad, el infinito en la tierra, ya que nunca ves su fin. Toda esa agua ¿Volverá a estar limpia algún día?. ¿Nos encontramos cerca de su pureza? Nadie lo sabe pero hay algo que nos conserva a todos estos interrogantes.

Un día vi a esa vecina con su maleta de cuero, el andar ligero y algo extraño  pasando cerca de la gente. Miraba hacia el mar,  jugaba con las olas para sentir la carícia del agua encima de su piel. Ves tú si algo escribes de este sitio recuerda su hermosura, blancura y toda su pureza. Es algo bello de todas las cosas que nos ofrece la tierra. Sigue con la mirada hacia ese lugar y no te vuelvas atrás. Sigue.

Relato breve publicado en la antología solidaria “Semillas de bosque”

imagenes-del-mar-mar-japon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s