Casi muerta

El reto de Lidia

Él avanza por los restos de una calle, cada paso es un esfuerzo. A la derecha yace un anciano, a la izquierda una joven desgarrada mientras que el humo de las papeleras le asfixia.  Sus manos en los bolsillos tocaron las howlitas y pudo seguir hasta los gritos sofocantes.

Siempre se preguntó dónde estaba y ahora esos ojos se iban a cerrar. Su aire en sus pulmones y el abrazo fue suficiente.

Al despertar, una voz le dice: “rasga su tela y ponte el velo, te espera la espada”.

Ahora él era ella.

4 Comments

  1. Wow, es desconcertante e impactante la historia y el final. Me ha gustado mucho, David. El uso de los elementos y cómo nos has llevado por esa catástrofe/incendio hasta un final inesperado. Muchas gracias por tu aporte al desafío de este mes. Un abrazo.

  2. Un relato sugerente, con unas descripciones muy acertadas y un final enigmático sobre el que he supuesto varias interpretaciones; y una de ellas me gusta muchísimo…
    Gracias por compartirlo.
    Un saludo.
    PD: he leído tu relato del reto de las cinco líneas correspondiente al mes de agosto de 2022 y valoro mucho esa prosa poética tan profunda, por lo que no tengo por menos que darte la enhorabuena.

Responder a Ditalco Tal Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s