Memorias

El reto de Lidia

Entre grupos de electrógenos se esconde el pasado, en un clic cambia el escenario:

Aquel 1908 susurraban los trigales, Blai y Charky jugaban al escondite mientras aquel Ford exhibía su diseño por la comarca. El adiós de Carla en la curva y unas gotas después la llevaba en mi barca, fue uno de los adioses más sonados en la comarca. Semanas de días nublados volvieron a presidir aquella tierra…

Una voz le sacó de su recuerdo.

—¡Abuelo Caronte! Cuéntame otro adiós de tus memorias.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s