Sacrificio

El reto de Lidia

El bosque se abre ante ella, atraviesa el puente presurosamente.

El agua refleja su pavor, refulge la marca de su frente y suda gotas de sangre.


Atisba su pueblo en la lejanía mientras el terror golpea los troncos.


Corre rauda repitiendo la frase de su mentor: “Solo la llave abre la esperanza y trae la paz”.


—¿Por qué te eligieron hija? Se me rompe el alma— dice su madre durante la ejecución.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s