Incendio

El silencio de los culpables grita por toda la zona.

Las llamas avanzan con furia jugando al despiste con la ayuda del viento.

Cabalgan en la cresta del calor, expanden sus garras por otras áreas.

Arden los pulmones, la cabeza y otros sitios. ¿Quiénes son los pirómanos que nos quieren llevar al suicidio?

La cortina de humo oculta la tragedia, pesa más el amarillo que el verde.

Sigue el crepitar, el altanero devora todo a su paso, olas rojas embistiendo por todos lados, sin control, anunciando el final.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s