Ganas

Ganas, pierdes y ellas se van. ¿Las ganas o las apatías?
Cuando las tienes, el otro no y te quedas con las ganas.
Ganas que se marchitan en crudos días, se mueren de ganas de correspondencia mientras el viento deseoso las mueve a su manera.
Ganas tú perdiendo el amor con los trozos esparcidos sepultando las ganas. Pérdidas ganan: rendición ante la adversidad.
Lo que te dé la gana es muy maleable y resfriado en un rincón asume su derrota.
Pierde la gana, gana la pérdida.
Tienes ganas de no tener ganas caminando en el desierto oscuro. ¿Cómo ganas sin ganas?

Ellas son volubles, cambiantes pueden estar hinchadas de gases tóxicos o de frescura agradable. Blancas y negras en el mismo tablero luchando por imponerse. ¿Quién gana? las de echar todo por la borda o las de seguir adelante; las de matar o las de amar; las de luchar o las de rendirse.

En este caminar necesitan más para vencer a las montañas, a los vapores nauseabundos de las tierras áridas y a los monstruos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s