Rey Silencio

Quisiste ser absolutista
y la revolución vital
quebró tu mutismo.

Tuviste un vasto imperio
y los tiempos modernos
fagocitaron tus dominios.

Tus hijos eran tu alegría,
corriendo por el palacio:
el cortante, el sincero,
el fingido, el cómplice,
el frío, el responsable…

Un manto de tristeza
abriga al rey Silencio.
La soledad grita
rebosando injusticia.

No caigas en tu trampa,
rey de las palabras
nunca dichas.
Dominador del exterior,
prolífico erudito.

Muda tus vestidos,
cambia el semblante,
renueva el fuego
de tus labios.
Envuélvete en la melodía
silenciosa hecha por tu hijo.
Recupera tu poder,
aletargado en un rincón.
No tengas miedo de reinar,
volver a ser la gran figura
que eres.

¡Despierta del sueño,
rey Silencio!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s